Quejas: el idioma universal de nuestros tiempos

Como seres humanos, estamos adaptados por millones de años de evolución  para buscar pertenecer a los grupos de nuestro entorno y de esta manera establecer relaciones afectivas que nos ayuden en nuestro crecimiento personal. Convivir para desarrollar las habilidades necesarias para lograr un equilibro armónico con nuestros semejantes.

Algo que ha estado en aumento en los últimos años, es la cantidad de personas que viven quejándose de absolutamente TODO lo que les sucede en su vida (Si no me cree, entre a Facebook o a Twitter en este instante y compruébelo por usted mismo).
Estas redes sociales se convirtieron en unos auténticos buzones de quejas de cualquier tipo que está al alcance de nuestro Smartphone para despotricar (a veces de manera exagerada) contra millones y millones de situaciones tan cotidianas como ridículas.

Estas personas sufren desde que se despiertan en las mañanas hasta que la energía de su cuerpo no les permite continuar con su letanía de quejas:

  • "Ya amaneció, ¡que flojera tener que ir a (escuela, trabajo, cursos, lo que usted quiera) hoy XD"
  • “Lunes ¿Por qué llegas sin ser invitado?  -_- “
  • "Uno se quiere bañar y se acaba el agua    - Me siento molesto >:c"
  • "Típico que vas tarde y el puto camión no pasa DX"
  • "La gente debería bañarse si se van a subir al camión ¡agh!"
  • "Llegas y resulta que nadie vino. -Me siento encabronadísimo DX<"

Si leerlo resulta abrumador, ahora recuerde estar junto a ese amigo que cada que abre la boca lo hace únicamente para decir algo que le molesta sobre la vida.

Realmente, quejarse no es algo malo pues todos estamos en nuestro derecho de expresarnos como mejor nos venga la gana, lo que sí es malo es quejarse ante cualquier evento que resulte contrario a nuestras expectativas por más simples que están parezcan. Vivir para quejarse, pues.

Y es que lamentablemente, la negatividad se contagia. Cuando usted pasa la tarde con el amigo que mencionábamos arriba que todo el día se la pasa renegando de lo que acontece, algo dentro de usted imita su comportamiento (a veces de manera inconsciente) y usted adquiere, sin darse cuenta, ese pesimismo que lo obliga a ver el mundo con malos ojos.

Si su mamá era de las personas que lo reprendía cada vez que lo encontraba quejándose y lo obligaba a ponerle la mejor cara a una situación adversa, déjeme decirle que su madre era de esos pocos seres humanos que busca soluciones en vez de problemas en todo lo que ve a su alrededor.

Lo que las personas buscamos con las quejas es sentirnos comprendidos por otras personas. Saber que existen otras almas que se identifican con nuestros problemas y que comparten una opinión similar a la nuestra.


Y aunque suene difícil de creer, es más sencillo eliminar este hábito de manera paulatina de nuestras vidas.
Piense en esto: la próxima vez que quiera quejarse de algo tan mundano como que el camión no pasa, que hace mucho sol, que el semáforo no prende en verde, etc., piense que a nadie le importa saber lo que piensa.
Suena duro, pero es verdad. A nadie más que usted le molestan todas esas cosas en particular.
¿No me diga que no ha notado las reacciones de las personas a su alrededor cuando usted se queja?
¿Qué espera que le digan? ¡Todos sonríen y le dan la razón para después ignorarlo un instante! ¿Apoco cree que es bonito para sus amistades estar escuchando todo lo que a usted le molesta?
Pasa lo mismo en las redes sociales, solo le dan like por compromiso. No porque les encante ver su página de inicio llena de quejas. Es algo así como: "chido, toma, te regalo un like para que te sientas mejor contigo mismo. Ya deja de estar dando lata".
*No me importa

¿Porque mejor no intenta buscar algo bueno, por mínimo que sea en aquello que le molesta? Vamos, no todo es siempre tan malo como usted se empeña en creerlo. O mejor, ¿Porque mejor no decir algo bonito?
Usted sabe, en vez de volverse a quejar por millonésima vez, decir algo positivo. Lo que sea. 


Si se va a quejar, que sea por algo que en verdad ataque algo que usted considera injusto. No gaste sus energías en pequeñeces que realmente no valen la pena.

No se queje, busque soluciones.



Un abrazo 

Related Posts

1 comentario

  1. me encanto tu entrada jajjjajajaja
    yo pense que era el unico que se sentia igual al estar rodeado
    de personas tan negativas y como tu dices, eso se pasa.
    ojala y sigas publicando mas entradas como esta
    y publiques pronto :)

    ResponderEliminar

Sobre mi

Mi foto

Autora de "Versos con café" 
Amiga del silencio, storyteller desde chiquilla, geek por gusto.
Hago las cosas que me apasionan, escribir, hacer garabatos en papel. 
Hablar es de esas (pocas) cosas que se me dan bien. 
Especialmente contar historias. 
Sigamos en contacto, apoyame con tu like y no te pierdas ninguna actualización :D

Gracias por leer :)

Seguidores