La nostalgia de las letras


Muy pocas veces me siento a checar mis textos que yacen amontonados bajo pilas enormes de papeles.

La verdad es que siento pena. Pena de encontrarme con la persona que escribió eso hace unos meses, días, años o apenas 48 horas antes. Claro, fui yo, pero de alguna manera no siento como mías esa palabras. Siento como si le pertenecieran a alguien mas.
Revivir emociones, sentimientos, problemas y muchas otras alegrías.
Soy yo, pero ahora soy una persona diferente.

¿Y no es eso cierto?
No soy la misma persona que hace 5 o 10 años atrás.
Muchas de mis células murieron para dar paso a otras nuevas.
Mis ideas se transformaron para dar vida a nuevas maneras de pensar y ver el mundo.
A diario me transformo, por un desesperado intento de adaptarme o morir (metafóricamente hablando, claro).

Ni siquiera quienes me rodean son las mismas personas.
Son distintos, pero sin dejar de ser ellos.
Tal vez lo único que nos queda es la esencia de nuestro ser.
La manera especial en como resolvemos las situaciones, como reaccionamos, como nos anticipamos a los resultados.

Nos quedan las experiencias, los recuerdos y los aprendizajes.

Por eso no acostumbro sentarme a revisar mis escritos anteriores, porque me pongo a filosofar sobre quien era (o soy) yo... e inevitablemente tengo la necesidad de corregir todos los errores que en su momento pasaron desapercibidos para mi cerebro. Sic.


Related Posts

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sobre mi

Mi foto

Autora de "Versos con café" 
Amiga del silencio, storyteller desde chiquilla, geek por gusto.
Hago las cosas que me apasionan, escribir, hacer garabatos en papel. 
Hablar es de esas (pocas) cosas que se me dan bien. 
Especialmente contar historias. 
Sigamos en contacto, apoyame con tu like y no te pierdas ninguna actualización :D

Gracias por leer :)

Seguidores