Ser diferente: el orgulloso estigma de quien escribe esta lineas





Por muchos años estuve traumada porque no era como las personas de mi entorno.
Nunca fui normal, o al menos nunca encaje en el molde de normalidad impuesto por la cultura en que me crié.
Esa era (ya no) mi enorme preocupación a la que sabia tenia que enfrentarme durante toda mi vida.
Pero luego surge otra pregunta: ¿Como es que soy diferente? ¿Porque no he de ser como todos los demás?

Tengo dos manos, dos pies, un cerebro y un corazón. Biológicamente no soy distinta a mis congéneres humanos. Pero mis ideas me obligaban a sentirme excluida, a no ser parte del grupo. A soñar con un día en que las personas no me mirarán con ese gesto de pena y lastima. A ser una de ellos.

Creí que eran ideas mías, que el problema se debía a que yo era muy torpe para lograr integrarme, tener amigos como los demás compañeros de mis clases. Pasaron muchos años de soledad hasta que un día le platique mis inquietudes a mi mamá. No me ayudo aunque supongo que su intención fue hacerlo. Creo que en ese momento necesitaba con urgencia que alguien me dijera que era maravilloso ser diferente, porque a veces el mundo necesita un respiro de tanta normalidad y que a veces nacen personas como yo.

Nadie me lo dijo, incluso creo que nunca asistí a ayuda profesional para lograr comprender las maravillas de nacer diferente al resto. Sola me di cuenta, tal vez por eso me sabe tan bien el saberlo ahora. Que yo sola fui capaz de descubrirme y valorarme, de comenzar a pulir el diamante que podría convertirse aquel pedazo de carbón.

Porque son las personas diferentes (locos si los prefieren llamar ) los que no se agüitan* porque nadie los entiende, porque no cambian sus palabras con el fin de ser aceptadas. Porque tarde o temprano son ellos los que logran marcar una nueva tendencia en este mundo.

Descubrí en el mundo de las letras el medio perfecto para canalizar mis inquietudes, mis ideas, mis temores y mis rarezas. ¿y saben una cosa? no pienso abandonar jamás lo que más amo en esta vida.
Porque ya van casi 10 años desde que me prometí no volver a sentir vergüenza por ser diferente. Ni a dar explicaciones por hacer lo que a mi se me venga en gana. Muchísimas personas se reirán, pero a final de cuentas se reirían igual si hacemos aquello que aceptan como norma.

Porque yo te digo, aquello que nunca me dijeron a mi y que con gusto me hubiera encantado saber mientras crecía: eres de los pocos afortunados que están destinados a la locura.
Pero no locura mal entendida, me refiero a la locura que se disfruta, que se vive con orgullo. La locura de saberse diferente y no mortificarse por ello. De saber que algún día, serás tu quien se ria de los que se enorgullecían de ser como todos los demás, de los que prefirieron vivir burlándose de personas que se atrevieron a luchar por sus sueños. 

Porque es verdad, no soy normal. Y me siento muy orgullosa de no serlo.





Related Posts

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sobre mi

Mi foto

Autora de "Versos con café" 
Amiga del silencio, storyteller desde chiquilla, geek por gusto.
Hago las cosas que me apasionan, escribir, hacer garabatos en papel. 
Hablar es de esas (pocas) cosas que se me dan bien. 
Especialmente contar historias. 
Sigamos en contacto, apoyame con tu like y no te pierdas ninguna actualización :D

Gracias por leer :)

Seguidores