COSAS QUE SIEMPRE QUISIMOS DECIR SOBRE: viajar en transporte publico

Después de una ardua labor de su servidora para la renovación de la imagen de este blog, podrán darse cuenta que la pagina sufrió grandes cambios. Nuevas secciones se incluyeron y dentro de poco algunas otras estarán disponibles en este espacio.

Entrando en tema, seguramente en algún momento de nuestra vida hemos tenido la oportunidad de viajar en camión para trasladarnos en la cotidianidad de nuestras rutinas a favor de llegar a tiempo a nuestros compromisos cuando por azares del destino es imposible hacerlo en un vehículo particular.



Entonces, el transporte publico es la solución a nuestro problema de traslado terrestre. Entre otras cosas, algunas de sus ventajas son:
  • Es barato (Por más caro que este el pasaje en la ciudad donde vivas, siempre será una opción muchísimo más económica para viajar grandes distancias dentro de tu ciudad). 
  • Ayudas al ambiente al no contribuir con gases tóxicos producidos por tu propio auto. 
  • ...
Bueno, realmente las únicas ventajas que puedo poner aquí son estas dos.

¿Que, estas loco?"

Entre las desventajas se encuentran:
  • Los camiones siempre van llenos. 
  • Exceso de ruido (en especial cuando se suben grupos de amigo(a)s y mandan al carajo la consideración por los demás pasajeros con sus risas chillonas y voces de pubertos desgañetados. 
  • Las personas que se suben como si fueran los dueños de la unidad y van gritando sus conversaciones como si a los demás nos importara
"No me importa"

  • Las rutas no siempre siguen la "ruta". A veces los camioneros se desvían (sin razón aparente) y rodean hasta quien sabe donde para ahorrar tiempo. 
  • No controlas el tiempo del recorrido que tarda el camión hasta llegar a tu destino. (Como mínimo, siempre tienes que salir una media hora antes de lo acostumbrado para cubrir cualquier eventualidad que se presente en el trayecto). 
  • Si eres mujer, desafortunadamente te habrá tocado una mala experiencia (Tocamientos inapropiados, hombres que no miden la distancia entre su cuerpo y el tuyo, tipos raros y miradas lascivas).
  • Algunos camioneros olvidan por completo el sentido común al momento de conducir. 
  • Otros van echando carreritas entre ellos mientras uno se sujeta con uñas y dientes al asiento mientras se encomienda a los dioses de su preferencia. 
  • Las personas que ya llevan rato en la ruta, inmediatamente te escudriñan con la mirada apenas pones un pie en el camión.

  • Aunque parezca increíble, las señoras son las más groseras en cuanto a buenas maneras y normas de convivencia se refiere cuando uno viaja en camión (lo digo por experiencia propia). Se la pasan empujando entre ellas hasta que encuentran un asiento libre y si eres de los pobres infortunados que va al lado de la ventana y a tu lado esta una señora, no te va a dejar pasar. Así le pidas permiso para pasar, la señora solo va a girar su trasero y te dejara un huequito minúsculo para que pase tu cuerpo con la mochila, el maletín, la bolsa, etc. Todo lo anterior sin quitar una cara de absoluto fastidio de sus rostros inanimados. A ellas no les importa que casi te rompas el cráneo haciendo malabares para pasar con tus cosas hasta la bajada del camión. Ellas simplemente no se mueven. Y cuidado las golpeas de manera accidental, porque se molestan y te dicen cosas feas (pendejo, idiota, baboso).
  • La bajada nunca es donde debería, siempre te dejan 3 o 4 cuadras adelante.




Aunque existan muchísimas más desventajas, no hay que olvidar que los camiones ó los medios de transporte colectivos existen para cubrir una necesidad que es la de trasladarse de un lugar a otro de manera más o menos segura sin gastar demasiado dinero.

Sin embargo, es importante recalcar que muchas de las desventajas de usar transporte publico que mencione arriba se deben a una mala cultura entre los usuarios. No todo es culpa del camión o camionero.

Si no te gusta viajar en camión ¡comprate un carro! Nadie te molestará y llegarás a tiempo a donde vayas sin la necesidad de culpar al camión.

Ahora, lo anterior no siempre es posible (como en mi caso) así que ¿porque en lugar de quejarnos no hacemos algunos cambios nosotros mismos para volver más llevadero el asunto?

  • En primer lugar, no olvides tus modales. Un "buenos días, tardes, noches" no te quita nada cuando te subes al camión. Tampoco olvides que quien maneja es un ser humano como tú, el (o ella) tal vez lleva muchas horas sentado frente al volante viendo caras e intentando cumplir con la ruta que le toca. Ser camionero/a es increíblemente complicado y un trabajo muy poco reconocido. No debería ser así.
  • Respeta los lugares asignados a personas con capacidades diferentes. Están ahí por una buena razón, no solo porque los que diseñaron el modelo del camión pensaron que se vería bonito pintar un par de asientos de un color diferente y con señaletica para indicar exclusividad de personas con capacidades diferentes.
  • Usa audífonos. Aunque no lo creas, los demás usuarios no creen que el ultimo éxito de tu artista favorito es "lo mas increíble que han escuchado en sus vidas". Realmente no les haces un favor al poner tu celular a todo volumen. -_-
  • Cede el asiento (no importa si eres hombre o mujer). Las señoras con 5 niños, 4 mochilas y 2 pañaleras te lo agradecerán. También los estudiantes que no pueden ni con su alma por cargar hasta con el gato para un proyecto de exposición con infinidad de cartulinas. Ni que decir de las personas mayores, ellos te lo agradecerán muchísimo, te lo garantizo.
  • Si la persona que esta junto a la ventana necesita bajar, párate y permitele que pase, no gires sobre tu trasero solo para mover tus piernas. No te toma mas de 3 segundos y así evitaras que pueda caer o le pegue a alguien más intentando no perder el equilibrio por el reducido espacio que le dejas para maniobrar.
  • Si vas de pie porque no te toco asiento y en tu espalda cargas una pesada mochila, colócala junto a tu pecho. Ademas de evitar que alguien con intenciones de tomar lo que no le pertenece de tu mochila, con esta acción permites que las personas que necesitan bajar lo hagan de manera mucho mas rápida sin que tu estorbosa mochila les impida el paso.
  • Planea tu bajada con anticipación. Resulta tonto querer que el camión se detenga cuando tu lo dices. Hay lugares específicos para que las personas bajen de la unidad sin peligro de ser atropellados por otros automovilistas. Si los camioneros no se detienen cuando tu quieres no es porque quieran hacer tu vida miserable, es porque evitan bajarte en un lugar donde resulta peligroso para ellos y para ti.
  • Siempre respeta el espacio de las demás personas. Que el camión este a reventar no significa que puedas recargar tu cuerpo contra el de la pobre chica que lucha por no perder el equilibrio y alejarse de ti por loco.
  • Si ves que una chica esta siendo molestada por otro hombre (y tu eres hombre) no seas malo; cedele tu asiento o ayudala para evitar que eso continué. Levanta la voz, haz algo; pero no permitas que eso siga. Las chicas pocas veces reaccionan de manera asertiva contra el agresor por miedo, porque realmente no saben que hacer o que decir o porque los demás reaccionan apoyando al agresor y minimizando su derecho a que su cuerpo sea respetado. Esto ni siquiera debería pasar, una mujer tiene todo el derecho de hacer escuchar su voz cuando alguien le falta al respeto. Recuerda que algo así le podría pasar a tu hermana, a tu novia, a tu mamá y no te gustaría que alguien les faltara el respeto a ellas.
  • Si eres mujer, no empujes como luchador de la WWE a todas las demás solo para alcanzar asiento. Respeta.

En fin, son algunas recomendaciones que se me ocurren para hacer más agradables los paseos en transporte colectivo. Recuerda que siempre tienes que ir muy atento a tu entorno en caso de enfrentar cualquier situación de emergencia en el trayecto.

Un saludo y espero les haya gustado.






Gracias por leer ñ.ñ


Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.

Related Posts

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sobre mi

Mi foto

Autora de "Versos con café" 
Amiga del silencio, storyteller desde chiquilla, geek por gusto.
Hago las cosas que me apasionan, escribir, hacer garabatos en papel. 
Hablar es de esas (pocas) cosas que se me dan bien. 
Especialmente contar historias. 
Sigamos en contacto, apoyame con tu like y no te pierdas ninguna actualización :D

Gracias por leer :)

Seguidores